Reseña: bronceador de CARGO (medium)

Este bronzer vino en un set que me regaló mi hermana hace un par de años. Es una de esas cosas que termino usando poco de tanto que me gusta, valga la paradoja. Muchos bronzers tiran a naranja rabioso y terminan siendo poco naturales. Éste no, es más bien una mezcla de coral y algo de rosa, con bastante brillo. Sobre mi piel (morocha pálida verdosa) es como un touch saludable. Es súper fácil de esfumar, no queda como una mancha ochentera. La pigmentación es buena. Generalmente lo uso solo, pero a veces también sobre un rubor para lograr mayor intensidad. Por tener brillo, no es bueno para contornear (en realidad, a pesar de lo que dice la leyenda, pocos bronzers son buenos para ese fin).

El envase es muy bueno, una latita resistente que ha sobrevivido a viajes tumultuosos, caídas y otros incidentes.

Resumiendo: es un muy buen producto, que solo o combinado con otros, da un efecto suave y aterciopelado a la piel. Muy recomendable.