Caja de Herramientas 1

Como todo en la vida, el maquillaje requiere contar con las herramientas adecuadas para lograr buenos resultados. Hoy vamos a hablar (mejor dicho yo voy a escribir, ustedes a leer y con suerte a comentar) de uno de los pinceles menos conocidos por estos lados: la mofeta (en inglés: duo fiber stippling brush).

Qué es: Pueden ver en la foto que está compuesta de dos tipos de fibras distintas. Las cerdas están bastante separadas entre sí. Las más cortas (las negras) son más compactas y sostienen a las más largas (las blancas) dándoles cierta firmeza.

Para qué sirve: esta brocha tiene varios usos. Por la disposición particular de sus cerdas, toma poco producto y lo distribuye uniformemente por el rostro. Sirve, entonces, para rubores muy pigmentados que, colocados con otra brocha, podrían parecer muy de muñeca (dos manzanas coloradas, digamos). También se usa para esfumar bases líquidas por todo el rostro, dando un aspecto airbrush.

Cómo: tomar el producto con ligeros golpecitos y aplicar en la zona deseada (las mejillas, por ejemplo) con movimientos suaves y circulares. Una vez distribuido, esfumar los bordes con la misma brocha sin tomar más producto.

Resumiendo: no debería faltar en ningún kit. Es sumamente práctica y los efectos que se logran son muy naturales. Es mi brocha preferida para aplicar rubor (¡mi pobre brocha redonda y compacta casi ha quedado en el olvido!)