Reseña: sombra en crema Grafite de Natura

Resulta que una está sin hacerle daño a nadie, abocada a sus tareas, cuando ¡zas! un catálogo de Natura se materializa ante nuestros ojos y comienza la debacle. En mi caso, esto ocurre en cada reunión familiar, ya que una de mis sobrinas dilectas vende esta marca y, para colmo de males, tiene el encanto y el carisma de un cachorro Beagle. Traducido: le termino comprando cualquier cosa. Bueno, no tanto como cualquier cosa porque los productos de Natura son muy buenos y es difícil equivocarse.

Desde que me compré la sombra en crema de Rimmel, además, con sospechosísimos buenos resultados, caí en un frenesí que, si me organizo y le pongo pilas, iré relatando en este blog. Grafite es parte de esta nueva manía.

Esta sombra viene en un pomito bastante simpático, pero medio complicado a la hora de la aplicación. Suele salir mucho apenas lo mirás fuerte, y lo que se necesita es tan poco que el desperdicio está a la vuelta de la esquina. Aconsejo prudencia, mesura y cuidado, sobre todo cuando sos la única mujer de la casa y a nadie más le intera probar ese producto en los párpados (ir hasta la vecina con el montoncito de crema que nos sobró en el dedo al grito de ¿Quiere probar, Doña? no es una opción).

El color es un poco difícil de describir. No es dorado, no es gris, es algo en el medio. Casi un taupe, ese color tan difícil de traducir al castellano y tan de moda por estos días en las tierras del norte. No tiene una pigmentación tan fuerte como la de Rimmel pero el brillo es mucho más, cómo decirlo... ¿lujoso? Zeus, no tengo que escribir tan temprano en la mañana.

Yo la aplico a dedo nomás, es demasiado fluida (más que otras sombras en crema que tengo) como para arriesgarse con un pincel. Se necesita, insisto, muy poca cantidad. Sola y su alma, Grafite funciona excelente para un look tranquilo pero glamoroso (con un poco de sombra marrón en el pliegue para marcar profundidad, un delineado en negro y un poco de iluminador ya estás a medio camino de un look pin-up). Como base, se comportó excelente. La duración es bastante buena, pero eventualmente se va a amontonar en el pliegue. Asumilo.

Resumiendo: para las que quieren un lindo producto que no requiere demasiado esfuerzo, Grafite es una muy buena opción.