Literalmente hablando III: Natural Smokes de Maybelline

Tercera entrega de la serie Mirá que si el envase lo dice así debe ser, artículos destinados a seguir al pie de la letra las indicaciones de aplicación de los diferentes cuartetos que tengo en mi poder. También tengo un trío por ahí que podría llegar a participar, pero eso más adelante. Este cuartetito se las trae. Dan fe de ello las cientos de reseñas (incluyendo ésta) que tiene en YouTube y los diferentes blogs destinados al maquillaje y la belleza en general. No tuve oportunidad de ver qué dicen de Natural Smokes en los sitios de física cuántica o cría de patos, lo confieso.

Las fotos no hacen justicia a lo lindas que son estas sombras. Pigmentadas, súper dóciles a la hora de aplicarlas, esfuman como los dioses (asumiendo que en el Olimpo haya talento para ello). El resultado del look me gustó mucho, aunque mi instinto natural me dictaba invertir las sombras del párpado móvil y el pliegue del ojo (las superiores). Las otras dos van donde tienen que ir, incluso yo llegaría un poco más lejos y delinearía con la sombra marrón mate tanto la línea superior de pestañas como la inferior. Y después esfumaría la inferior con el color del párpado móvil. Digo, nomás. Vos hacé lo que quieras.

Notamos, una vez más, que mi pelo, mis cejas y mi cámara de fotos no responden a mis designios. Algún día...