Reseña: MAC en Lucky Green

Insolentes, los pequeños manchones de paso empezaron a robarle espacio a la nieve. La primavera dejó de ser una promesa cuando los pájaros volvieron para anidar.

De Renacer

Feliz comienzo de la estación del año favorita de quien escribe.

Sí, ya sé.

Por este lado del mundo llueve, hace frío y los pajaritos están guardados sin decir ni pi. Semejante panorama me pone de muy buen humor y quiero honrar este momento haciendo una mini reseña de Lucky Green.

Esta sombra llegó a mis manos en forma de regalo a través de mi amiga F, aquélla cuyas cejas envidiables nunca deben ser peinadas.  Los verdes me encantan, ustedes ya lo saben, por lo que de ahora en más pueden esperar ver esta sombra bastante seguido por este blog.

Lucky Green es parte de la colección permanente de MAC y además aparece seguido en las colecciones de verano (como Fashion Flower este año). El color es precioso, un verde vivaracho con algo de dorado de base. La palabra que se me viene a la cabeza al verlo es lujoso. Aunque todavía no usé esta sombra en un look hecho y derecho, ya estuve jugando con ella y puedo decir que es super pigmentada, sedosa, ridículamente fácil de trabajar. Además es "apilable" (no se me ocurre otra traducción para buildable), es decir que podemos graduar la intensidad del color sobre el párpado según las capas que pongamos. Con una queda lindo, con dos wow, con un poquito más encandilamos a quien se nos cruce.

Me imagino que como única sombra con delineador negro y así unas pestañas, va a ser un buen look para el verano. Ahora que hace frío, quedaría bien como color de tercio interno del ojo combinada con marrones cálidos o verdes un poco más oscuros. Y sí, tengo que probar qué sale de mezclarla con la sombra anónima dorada de Andrea Pellegrino.

Resumiendo: un verde espectacular, que se presta para protagonizar todo el año.