Look con Teal de MAC

Hay formas y formas de lidiar con un párpado hinchado. La teoría ortodoxa dice que hay que ir por los mates (los brillos abomban más) y tratar de abrir el ojo. Ésa, evidentemente, no fue mi elección esta vez. Para evitar llegar con este teal precioso hasta las cejas (cosa que me pasa seguido, no sé cuándo parar), en este caso comencé con el color de transición. Usé el rubor Taupe, de NYX, que me viene bárbaro para definir el pliegue sin llamar demasiado la atención.

Después puse el pigmento Teal de MAC en casi todo el párpado móvil. Lo usé seco, y lo tranquilicé un poco con el verde de este cuarteto de Maybelline.

Iluminé el ángulo interno y la línea inferior de pestañas con el gris plata de este cuarteto de Rimmel, y puse el casi negro de esa misma paletita en el ángulo externo y un poco hacia el pliegue y el tercio externo de la línea inferior de pestañas.

En el hueso de la ceja usé una sombra clarita de Revlon (la mate 02 White Whisper). El delineado superior, con delineador líquido a prueba de agua Linerexpress de Maybelline en negro. La línea de agua con el 24/7 de Urban Decay en Zero.

La máscara de pestañas que usé fue la Lash DNA de Smashbox, que tiene un cepillo ASÍ de grande, de ahí la desprolijidad. Y encima me olvidé de arquearme las pestañas. Já, la senilidad contraataca.

Más allá de ciertos detalles (hacía años que no usaba delineador líquido, y no es como andar en bici, al menos no en mi caso), este look me gustó porque lo pude controlar desde el principio usando el color de transición para comenzar (técnica que vi mil veces en tutoriales y jamás había usado hasta ahora).

Probablemente la próxima vez termine con todo el párpado verde, cejas incluidas.