Look Ni Idea

No culpo a la noche, ni a la playa, ni a la lluvia. Ni a Luismi. Ni a su peluquín. Sí al calor, a la vejez, al estrés y al exceso de helado de chocolate.

Y así como culpo, olvido.

Cuando entre mis archivos encuentro un look que no logro recordar, generalmente se trata de fotos de hace meses. Estas, señoras y señores del jurado, son de esta semana. De hace tres días, más precisamente. Y no, no tengo idea qué sombras usé. No tengo indicios ni para empezar a adivinar.

Lo más triste es que me gusta mucho el efecto final.

Ah, la senilidad.

¿Sugerencias para evitar estos papelones?