Descubriendo: Detrivore Cosmetics

Hace unas semanas, hice este look. Hoy toca ¡finalmente! hablarles de mi experencia con esta compañía indie cuyo nombre se pronuncia con devoción en los círculos del makeup mineral. Detrivore Cosmetics no es tu everyday indie. Los nombres están lejos de la ternura y el pequeñoponysmo de otras compañías, como podrán ver más adelante.

Mi primera aproximación a Detrivore fue a través de una sale, como les conté en el post del look. Distorria (la dueña) hace estas promos bastante seguido, es cuestión de estar atentas. Estuve dos semanas, sin exagerar, yendo y viniendo sin saber con cuáles diez me iba a quedar. Tiene una selección de colores espectacular, lo que hace que elegir solo unas cuantas sea bastante difícil. El sitio es bastante fácil de navegar, gran parte de los productos tienen swatches (lo que ayuda una barbaridad) y la info es muy clara.

El pedido llegó aproximadamente un mes después (aunque no todo eso fue viaje, tardó un rato en ser enviada, pero gracias a los mails vas estando al tanto de en qué etapa está tu pedido). Llegó el mismo día que otra marca que también me tenía entusiasmada, así que ese día fue un desastre fotográfico y no tengo un recuerdo claro de cómo llegó todo, si envuelto, en bolsas, cómo.

Sí puedo afirmar que todo llegó en excelente estado. Llegaron mis diez sombras y dos samples (en las típicas bolsitas), junto a mi factura y una tarjeta de negocios con un descuento para mi próxima compra.

Las sombras vienen selladas por fuera, pero no por dentro (hay que tener cuidado al abrirlas). En ese sello exterior hay una etiqueta con los ingredientes, y debajo del envase otra con el nombre de la sombra en cuestión. Todo súper prolijo y profesional.

Decidí agrupar las sombras por afinidad y dejar que mis espantosas fotografías no hagan justicia a lo gloriosamente pigmentadas que son las sombras de Detrivore. Las samples, aclaro desde ya, son Muse y Beetle.

Vulture es precioso y tiene un aura rosada que no es visible en la foto. Se convirtió en mi color preferido para usar en el pliegue cuando estoy haciendo un look medio descocado. Vitriol es un rojo indiscutible, con una textura increíble entre lo mate y lo satinado. Disturbance es más metalizado y vira desde el rojo hacia un morado oscuro.

Ese fue el grupo más difícil de fotografiar. Fungus es un verde con onda y algo de brillo (no casi mate como en la foto). Crypt y Abnormal se parecen bastante, pero Crypt tiene una base verde oliva doradosa más oscura y Abnormal tiene un dorado más ¡fiesta!.

Estos son los neutros. Wormwood es un marrón oscuro súper rico (en la foto sale más claro). Fortress es un gris mate que la va a romper en el invierno. Beetle es un negro con algo de brillo y sale como ananá para la profundidad y el ángulo externo.

No hay forma de hacer que Muse salga como realmente es: divino. Sacred es mucho menos azul que en la foto. Gargoyle tiene glitter violeta, que pueden ver en la parte superior de la muestra. Los tres piden a gritos salir juntos.

La textura de las sombras es muy cremosa, un placer a la hora de aplicarlas. Debe ser la primera vez que digo que todas, pero todas, son impresionantemente pigmentadas. No hay posibilidad de error, parece, a la hora de comprar en Detrivore.

Resumiendo: si todavía no probaron una marca indie, ésta es un buen punto de partida. Tiene de todo (¡hasta fragrancias!). Los neutros, los más locos, los que ni sabían que existían, todos los colores están en Detrivore. ¡Aprovechen!