Un día cualquiera | Un trío de Wet n Wild

Sweet As Candy1

Este trío de sombras de Wet n Wild casi no cuenta el cuento. Sensible ante el vapuleo de maleteros, vibraciones de aviones y comparaciones injustas, la sombra del medio decidió autodestruirse quién sabe en qué punto de mi viaje de regreso. Con paciencia y con alcohol la arreglé lo mejor que pude y hoy este trío es parte de mi día a día sin problemas. Sweet As Candy viene con ayudita, como otros tríos de Wet n Wild. El color superior, un crema con bastante brillo, se destina al hueso de la ceja. El color central, un marrón cálido con algo de dorado, es para la cuenca/profundidad. Finalmente el rosa con bastante brillo que llena el último lugar del trío es para el párpado móvil.

Sweet As Candy2

Como buena rebelde (?), yo uso esta paleta como se me da la gana, no como lo imponen las rígidas reglas de esta sociedad (??). Los tres colores van a parar a mi párpado móvil. El más claro en el ángulo interno, el rosa al medio y el marrón en el ángulo externo y la profundidad. Para el hueso de la ceja uso un crema mate, porque es un sector adonde prefiero no usar brillo.

Sweet As Candy3

Como casi todas las sombras de Wet n Wild, son súper cremosas, incluso el marrón luego de la cirugía mayor. Se aplican con mucha facilidad y duran todo el día, siempre sobre primer.

Resumiendo: buena alternativa para un look tranquilo, aunque me habría gustado que el crema tenga menos brillo. De todos modos, es muy recomendable.