Caramelos perfumados

Un labial de ColorFull

ColorFull Caramel4

Si el pez por la boca muere, debería prepararme para tener escamas. Quién sabe por qué reincidí con el catálogo de ColorFull, esta vez con un labial. El packaging es clásico, negro con plateado, plasticoso sin llegar a dar muy berreta. Es resistente a las caídas (no pregunten cómo sé).

ColorFull Caramel5

Caramel parecía un color simpático en el catálogo y, en ese aspecto, cumple. Ni muy oscuro, ni muy claro, ni muy cálido, ni muy frío. Un my lips but better, podría decirse, sobre todo porque mis labios son bien pigmentados.

ColorFull Caramel3

La textura es agradable. Cremoso y pigmentado, tiene un acabado apenas satinado, apto para cualquier momento del día. Ahora bien, tá loco el perfume. Y no digo fragancia, ni aroma, ni olorcito, digo perfume con todas las letras porque a eso huele. A perfume, hecho y derecho. Invasivo, llega hasta el paladar causando dudas: ¿¡cuándo pedí una ciruela flotando en perfume en un sombrero de hombre!?

ColorFull Caramel1

Es una pena que huela tan espantoso, porque el color me encanta. Ahora inicio la búsqueda de un dupe que reemplace a Caramel sin tanta agresión olfativa. No es un color único, por lo que no debería ser tan difícil. Por lo pronto puedo decir que es el hermano anémico de Moccha, de MAC.

ColorFull Caramel2

Resumiendo: el perfume es un deal breaker. A otra cosa, mariposa.