Ronda de mates | labiales líquidos NYX Lingerie

Para que yo esté escribiendo este post tuvieron que pasar varios eventos de índole milagrosa. El primer milagro viene por mi lado. Había estado pispeando los labiales mate de Colour Pop hacía rato, intrigada por colores que no solían encontrarse en farmacias y afines. Greiges, marrones, esa onda medio grunge que se puso tan de moda entre la juventud (?). Llené el carrito millones de veces y no terminé de comprar otras tantas. ¿Por qué? Porque tengo cierto recelo hacia las marcas nacidas, explotadas y ensalzadas en YouTubelandia. No puedo decir nada de la calidad de Colour Pop porque ni idea, pero la bandera de "mirá qué baratos de somos" sin el complementario "porque te ofrecemos menos producto"no me termina de cerrar. Además, la marca me representa poco y nada: no sigo a ninguna de las gurús con las que suelen hacer colaboraciones y la estética es muy juvenil (d'oh!). Sí, soy una vieja gruñona y me la banco.

Decíamos, entonces, que de milagro no había cedido a mis impulsos consumistas y me había resignado a seguir usando Lolita, de Kat Von D, como el labial líquido mate más loco de mi colección. Y entonces pasó lo inesperado. En mi viejo y querido CVS, ese vacío de colecciones nuevas, pasaron el plumero a los estantes y los llenaron de productos recién salidos del horno. Entre ellos, la colección completita de los nuevos labiales líquidos de NYX, la línea Lingerie, de los cuales había venido viendo reseñas diversas. Me sobrepuse al soponcio y a las ganas de comprar todas las paletas nuevas de Cover Girl y me traje dos de los Lingerie a casa, Embellishment y Exotic. Me gustaron tanto que a los pocos días tuve que ir por dos más. El pueblo ya había arrasado con el display y encontré el último Truffle Trim escondido al fondo del estante. También compré, en un rapto de audacia, Teddy. Ya van a ver a qué se debe ese comentario. El tercer milagro, a todo esto, es de índole económico. Los labiales de NYX, cuyo precio regular es $7.49, estaban buy one get one 50% off, y yo encima tenía cupones de descuento. Casi que me salieron gratis. Sí, ya sé que no, pero déjenme racionalizarlo así.

Desde arriba hacia abajo: Embellishment | Ruffle Trim | Teddy | Exotic

La colección tiene 12 labiales que NYX describe como "livianos y de acabado mate afelpado". Muchas reseñas hablan de una textura de mousse, cosa que me aterró al principio porque no tengo buenas experiencias con labiales así salidos de la farmacia. No suelen secarse ni aunque esperés tres años. Sí, a vos te estoy mirando, Pro Matte Gloss de L'Oréal. Estos sí se secan, aunque queda una especie de ¿humedad? que hacen que se sean muy cómodos de llevar, al menos para mí. Además, no resecan los labios. Cabe aclarar que no suelo tener problemas de resequedad crónica y que la sensación de firmeza que tienen muchos labiales líquidos mate no solo no me molesta sino que además la prefiero. Son estilos (?). Una vez secos, no transfieren ni se escapan de los labios durante horas. Solo se desvanecen con delicadeza (no de a pedazos) ante una comida copiosa y desprolija. Si comés como una dama debe durar más. No es mi caso.

La aplicación es fácil, siempre y cuando trabajes con capas finas para evitar amontonamientos. El aplicador es más largo que en otros labiales, pero resulta muy cómodo y marca súper bien el borde de los labios. La gama de colores coquetea con lo nude, pero desde una perspectiva más amplia que el clásico mauvy pink de otras marcas. Ante la falta de testers y el envase sellado con una cobertura plástica de punta a punta, elegí qué colores comprar basada en lo que había visto en las reseñas. Sabía de antemano que los colores más claros no solo no me iban a quedar bien sino que, como la mayoría de los labiales con base blanca, se aplican desparejo y dejan líneas por todos lados. Mis cuatro Lingerie (por ahora) son estos:

Embellishment (02) es un morado apagado. "Qué color interesante", dijo Marido, que a esta altura del partido no suele impresionarse ante mis delirios cosméticos. Y sí, no es el clásico nude pero es hermoso por donde se lo mire. Requiere, al menos por mi parte, un cierto grado de valentía para usarlo en público. Según con qué se lo acompañe puede quedar muy runway o muy sarcófago. Lo bueno es que es raro pero no estridente.

No, no es el clásico pinky mauve.

Ruffle Trim (04) es un rosa canela, según NYX. En mí es el nude más nude de la historia de los nudes. En la swatch vira más al naranja, pero sobre mis labios es menos notorio. No me apaga pero tampoco se destaca. Así las cosas, queda bien con el look de ojos que se me cante y para la ocasión que se me ocurra.

Nótese la textura amusada. O amoussada. Eso.

Nótese la textura amusada. O amoussada. Eso.

Teddy (10) es un marrón cálido. Es el más shockeante, al menos para mí, porque es HOLA MIRÁ QUÉ MARRÓN MIRAME MIRAME y no es algo a lo que esté acostumbrada. No desde segundo año de la facultad, al menos. Además, precisa que la piel esté perfecta a la vuelta porque sino destaca manchitas, pecas y demás imperfecciones. Sale BB cream, entra base de alta cobertura. Tengo que jugar para ver con qué rubor se lleva mejor. ¿Consejos?

Epa, esto es marrón y no pavadas.

Exotic (12) es, al decir de NYX, un rojo caoba cálido. Que lo describan como quieran, para mí es perfecto. Es la primera vez que siento que necesito comprarme backup(s) de un labial. Queda lindo y saludable sin llamar la atención. My lips but so much better, con eso les digo todo.

Hola, hermoso.

Un par de aclaraciones: el envase, aunque divino, es engañoso. El espesor hace que el color se perciba mucho más apagado de lo que en realidad es. Además, la fórmula tiende a oscurecerse cuando se seca. Ahora sí, las swatches (desprolijas, para variar).

De los ocho labiales restantes, me intrigan mucho Bedtime Flirt, que quizá sea muy parecido a los 833 rosas mate que ya tengo, y Honeymoon, un greige que amenaza ser demasiado claro para mí. Veremos.

Resumiendo: se pasó NYX con estos labiales líquidos. Súper recomendables (al menos los oscuros). Antes de comprar, mirá unos cuantos videos hasta dar con alguien que tenga más o menos tu tono de piel para ver cómo quedan.

Nota al pie: los productos fueron comprados por mí. En CVS, mirá vos. Las opiniones son mías. Los labiales también, no se los presto a nadie.