Hola. Soy C.

Nací hace demasiadas décadas en el norte de Argentina. El calor y la humedad ambientes forjaron mi carácter: malo tirando a pésimo si me hablás antes de las 10 de la mañana. Si me hablás después, también. Hoy vivo en California, donde el calor y la sequedad ambientes no mejoraron mi humor. 

Caprichos pasados

En el principio, allá por los 13, fue un delineador azul. No recuerdo la marca, pero sí que fue motivo de controversia parental. Después fueron agregándose sombras, polvos compactos, brillitos de labios. La base llegó en la facultad, por lo menos dos tonos más claros que lo debido y en cantidades industriales. Geisha equívoca paseándose entre aulas y anfiteatros. 

Caprichos presentes

Hace unos cinco años descubrí un tutorial de Marlena en YouTube. De ahí en más, todo fue cuesta abajo. Hoy alterno obsesiones. El año pasado fueron los esmaltes, hoy son los rubores y las brochas. Mi colección creció de una forma descabellada. Empecé un blog. Lo dejé. Y volví.

Caprichos futuros

Quién sabe. Sospecho que el temita de la edad me va a volcar más al cuidado de la piel que al hoarding innecesario de sombras y labiales. También espero poder ponerme un par de pestañas postizas sin sentir que estoy haciendo una operación a corazón abierto.