Minihaul: Brochas de Real Techniques

Una cuestión de fe

A veces tenés un antojo en el fondo de la memoria, medio perdido entre los cachivaches de la vida cotidiana, y ¡zas!, algo te lo recuerda. En mi caso, fue Marnie (MsGoldgirl en Youtube, must-watch si tenés más de 35 y sos una señora de bien). En uno de sus últimos videos, Marnie habló de, entre otras tantas maravillas, el set Nic's Picks de Real Techniques. ¡Cierto!, me dije mientras hacía cálculos mentales (y monetarios).

Por mis actuales pagos, Real Techniques se vende en Ulta y en Kohl's. Ulta me queda requetecontra lejos (como casi todo) y el Kohl's que tengo a mano tiene una sección beauty algo rudimentaria. Así, la compra del kit pasó a ser una cuestión de suerte y de fe. ¿Y por qué no lo pediste online?, se preguntarán las más avispadas. Hay respuestas, doñas, no se alteren. Si nos remontamos a los antecedentes de Real Techniques, el fuerte de la marca está en las brochas para la cara. Los pinceles para ojos son buenos, pero nada para perder la compostura. Y este set, señores del jurado, tiene tres pinceles para ojos y dos brochas de cara. El sentido común (?) exige ver el set en vivo, mirarlo con cara de ardilla consternada por 10 minutos, dejarlo en la góndola, dar una vuelta mirando medias y piyamas con diseños navideños, volver a pasar a 2 metros del set, mirarlo de reojo, volver al sector piyamas y preguntarse a quién se le ocurre ir a dormir forrada en ciervos de polar, para finalmente rendirse y manotear el famoso kit. Listo, ganaste, Nic, ¿estás contenta?

Silencio, probablemente basado en el hecho de que Nic Chapman ni me registra.

Sigamos. El kit trae:

  • Duo-fiber face brush: una brocha de doble fibra para la cara (ah, pero qué pedazo de traducción), que dice ser para la aplicación sutil y el blendeado (?) de polvos y pigmentos.
  • Cheek brush: el de las mejillas, el que recomendó Marnie, el más bonito de todos. Dice dar un acabado dramático. Ponele.
  • Angled shadow brush: un pincelito chanfleado que se recomiendo para el pliegue del ojo. Yo, contrera como soy, lo voy a probar para contornear la nariz. #PeroQuéEspecífica
  • Base shadow brush: el de aplicar las bases para sombras. Me interesa, dado a que suelo apilar 3 o 4 productos en crema en mis párpados antes de llegar a la sombra en polvo.
  • Eyeliner brush: este pincel para delinear viene con incertidumbre. No es terriblemente fino y eso puede jugar en contra. Veremos.

Ahora es el tiempo de lavar, secar y abrir la puerta para ir jugar. En unas semanas, estimo, ya tendré una decisión tomada sobre este kit. Por ahora me contento con mirar los mangos plateados y rozar apenas las cerdas suavecitas, pero me parece que esto promete. La fe, esa que me llevó a peregrinar al Kohl's, sigue intacta.

Nota bene: productos comprados con mis propias monedas. Mis opiniones, poco profesionales, son todas mías y no recibo compensación alguna por estos delirios.