Adele, un esmalte y el canal de YT que deberías estar viendo ahora

Ah, pero mirá quién decidió reaparecer haciéndose la distraída. Sí, ya sé, pero ustedes saben que yo soy como esa ola que va y viene, va y viene, va y viene...

_ Bueno, cortala. Sos una inconstante, ya entendimos.

En fin. No sé en qué andan ustedes, pero aprovecho este espacio (?) para contarles en qué ando yo. Mucha pop culture y algo de maquillaje. A las reflexiones filosóficas y las acciones heroicas las dejo para otro momento.

Volvió Adele

adele-ysl-khaki-2.jpg

Se nos viene 25, el nuevo disco de Adele. Una cosa que ustedes probablemente no sepan de mí es que Rolling in the deep, ese temazo de 21, me hizo llorar orgánicamente las primeras 304 veces que lo escuché. Por orgánicamente quiero decir que no era que me emocionaba o me ponía triste, sino que a las tres primeras notas los ojos se me aguaban automáticamente y sin otras sensaciones asociadas, como quien está pelando ajos. Probablemente a más de uno de ustedes Adele no les cope demasiado, pero ya que estamos en un beauty blog (ponele) hablemos de esa piel de rosa inglesa y esa cara de I woke up like this que parece salida de un comercial de crema de a 600 dólares el frasco. Más allá de la producción y del Photoshop del caso, le agradezco a la Rolling Stone el hacerme aún más consciente de que yo nunca, pero nunca, me levanto así.

 

Un esmalte otoñoso

Este es Kahki Arty, de Yves Saint Laurent. Hermana Mayor tuvo a bien heredarme este esmalte porque a ella no le sentaba. En mis uñas se porta bárbaro. Es un color precioso para esa época del año, al menos de este lado del mundo, y aguanta una barbaridad mis torpezas manuales. Sí, lo de mis cutículas no tiene nombre.


Harry lo hace y lo hace bien

Lejos del bullicio de las celebrities de Youtube de contornos forzados y entusiasmo impostado, Harriet Hadfield toma sus brochas y pinceles y hace maquillajes dignos de imitar en casa. Coqueteando con los límites de lo práctico y lo editorial, Harry muestra en cada video que sabe lo que hace. Mi video favorito, como no podía ser de otra manera, es esta oda a los labiales naranjas.

 

Zombies y señoritas de bien (y de armas tomar)

Si Jane Austen ve esto se nos muere de vuelta. O no, quién sabe, era bastante abierta de mente. Pride and Prejudice es uno de mis libros favoritos y casi que me sé de memoria los diálogos de la película con Keira Knightley, a pesar del trauma generado por un Mr. Darcy indudablemente pelado. Ahora se viene la versión con zombies y odio reconocer que me intriga muchísimo.

¿Ustedes qué cuentan? ¿Conocían a Harry? Y, lo más importante, ¿están preparadas para el apocalipsis zombie?

Nota bene: Yo compré la revista. Mi hermana me regaló el esmalte. Los videos están en YouTube. Los delirios son míos. Los zombies, de Rick y Daryl.